lunes, 9 de julio de 2012

Rutina

La almohada vuelve al sueño,
Acá, mientras, todo es aburrido.
El trajín basta,
la calma basta. 
La basura también es suficiente.

Buscábamos una vida.
Nos ganó una rutina.
Cambiaste tu rostro más no tu peineta.
Volvemos y es tan viejo.
Volvemos y la sonrisa se seca.

¿Ya te olvidaste?
¿Ya moriste también?
Yo también te extraño.


Incitatus
(Julio'12)
Imagen: internet

9 comentarios:

  1. Hola, llegué hasta tu blog a través del facebook, leí esta única entrada, me pareció un texto nostálgico, casi un llanto silencioso. Me gustó.
    Con tu permiso, me anoto como seguidor.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Humberto, eres bienvenido.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. La rutina.....esa terrible plaga que acaba con tanto hermoso. Pero siempre tenemos en nuestras manos romperla.
    Saludos, Incitatus.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Carmela. No dejemos que se haga parte de nuestra vida.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Humberto: mira donde nos encontramos... qué chiquita es la blogosfera...

    Incitatus: las peores palabras, las mas destructivas, las que mas duelen son las que nunca dije/dijo/dijiste aun hasta el te extraño hace falta para hacerle exorcismo a la rutina o a esos silencios destructivos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La rutina es el peor veneno que podemos encontrar. Un exorcismo siempre es necesario Quimeras.
      Un abrazo y gracias por seguir mi blog.

      Eliminar
  4. La rutina y el silencio, es el hábito de renunciar a pensar.

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. No dejemos de pensar o moriremos.

      Saludos.

      Eliminar
  5. La rutina inmoviliza, huele a muerte. A veces hace falta sacudirse la modorra y echarse a caminar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Mata al Auriga Lentamente, Asegúrate que Sufra