miércoles, 7 de septiembre de 2011

El beso de la sinrazón



Busqué la razón tras el brillo callado de tus ojos silentes,
aquella mala noche nos dejó apagados en la sombra que deja la lluvia.
Necesitaba también saciar la duda, la intriga de su aparición
pero quedé sordo ante la inminencia de su respuesta muda.

Quise entonces solucionar el acertijo, vaciar la sinrazón a lo inmerecido.
sentía irremediable la culpa y lo enfermizo de la estela del dolor, de la tristeza y la frustración.
Incómodo y moroso, me levanté dejando junto a ti el hueco de mi presencia y mi ansia,
de nuevo y destrozado quedé repleto de más dudas ante mis cuestiones.

Quise hurtar la verdad desde sus cimientos y con ella envolverte con mis acciones,
quise también darte con ella el significado exacto de lo que sin entenderlo llamabas amor.
Pero sólo quedé derrotado de mi batalla ante lo que tú, callada y sonriente, como siempre,
con la mirada entregada y segura, en cada beso me regalas.


Incitatüs
(Septiembre'11)
Imagen: internet

3 comentarios:

  1. Una entrada fuerte y algo nostalgica y triste, de desamor.
    Siempre habrá nuevas luchas y nuevas entregas, intenso
    besos

    ResponderEliminar
  2. No sé la razón de un beso de la sinrazón que a mi razón aqueja... ;-)

    un beso razonable

    ResponderEliminar
  3. Hola, espero que estés bien.

    La verdad es que me encanto... pude sentir la hipocresía de ese beso... el desgano y y la falsa entrega que genera el otorgamiento... En ocasiones he dado ese vece sólo para complacerle.

    Saludos.
    Me gusta.
    Cristofer.

    ResponderEliminar

Mata al Auriga Lentamente, Asegúrate que Sufra