domingo, 23 de mayo de 2010

Espera

Esperamos intranquilos la muerte.
La invocaste tú y yo arrastrado la perseguí.
Caminamos en el filo de una aguja vertida,
con los pies descalzos y con la saliva rota.

Esperamos las señales de los Santos.
Tu rencor y mi odio al fin se presentaron.
La marca de las hojas secas, dieron la hora exacta.
La imagen roída de un cuerpo, es el sexo prohibido.

Esperamos destruirnos a nosotros mismos.
Deseamos la daga clavada en el cuello del destino,
Insertamos en las sienes de la zozobra y el camino .
Anclamos el fondo de un precio impreciso a pagar.

Esperamos la copa sangrante de los muertos.
La bebimos de la cabeza recién cortada.
Destruidos, desechos, desterrados del amor incluso.
Para así mismo, nos empezamos, tú y yo, a entregar.



incitatüs
(mayo'10)
imagen: internet

6 comentarios:

  1. Esperamos intranquilos un final que sabemos que no variará, que es inmutable e invariable. Suceda lo que suceda. Y mientras existe la posibilidad de ese tú y yo al que haces referencia.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  2. La zozobra, un sentimiento inquietante. Así me siento hoy.

    ResponderEliminar
  3. "La muerte solo puede causar pavor a quien no sabe llenar el tiempo que le es dado para vivir." Viktor Frankl

    ResponderEliminar
  4. Supongo que toda la vida es espera. La diferencia entre cada vida es la forma en que se vive esa expectación.

    Saludos.
    Un gusto leerte.

    ResponderEliminar
  5. Maravilloso.
    Grandioso poema.
    Te aplaudo.
    Cómo me ha gustado!!!

    Saludos.

    ResponderEliminar

Mata al Auriga Lentamente, Asegúrate que Sufra