miércoles, 3 de marzo de 2010

Secreto de Voces

Ahora regreso del viaje, de un secreto de voces.
Me envolvieron en una manta de cuero verde, de cuero roído.
Me llevaron y tiraron hasta el basurero más lejano de la ciudad.
Ahí, levantaron mis restos rotos algunos perros de la calle.
Las ratas negras me han mordisqueado bastante ésta vez.

Camino con una pierna sorda, la otra, está más muerta todavía.
Los perros de la calle que comen mi cuerpo siguen un rastro de carne.
Tienen hambre y sed de ansiedad y así sacian su instinto carnal.
Sus noches de juerga quedaron en mis dactilares, otras, en sus colmillos.
Los sentidos y mis lamentos se aglutinaron en un solo paso.

Despierto vivo en casa de nuevo, son las doce menos trece de la noche.
No hay luz y el agua sucia se desparrama del lavaplatos.
La ventana rota de la estancia sopla a un silbido que reconozco.
Las frazadas húmedas, acompañan mi catre oxidado de años vacíos.
El olor a desesperanza es lo único que acompaña a ese silbido.

Me quito la cabeza y la ruedo debajo de la cama.
Lo que me acompaña ahora es tranquilidad y un secreto de voces.
Afuera, la vida de la gente podrida hace el infortunio de otra gente.
Aquí dentro, mi naturaleza me hace el ser más inmune a ello.
Sí, es hora de convertirme en cucaracha de nuevo.



incitatüs
(marzo’10)
imagen: internet

9 comentarios:

  1. Me gustó leerte y no creo que tu crónica sea simplona y mundana, como la describes. Al inicio me pareció un poco perturbadora, pero es realmente muy profunda y me invitó al a reflexión.

    ¿por qué una cucaracha?

    ResponderEliminar
  2. Y esa metamorfosis cansa. Afuera la ciudad grita, vive, se sacude. Adentro, sólo resta el escondrijo más seguro, ese espacio anquilosado de tiempos muertos y esperas infinitas.

    ResponderEliminar
  3. Aggggggggggr, me choca leer algo y quedarme sin algo chido que decir...

    ResponderEliminar
  4. Es un texto de contrastes. El ritmo es ágil y se lee rápido pero las ideas son densas. Me gusta que tenga esa parte abierta a la interpretación. Que no quede cerrado del todo.
    La metamorfosis, la mutación es perfecta.
    Al leer, "El olor a desesperanza es lo único que acompaña a ese silbido", encontré la perfecta definición para la atmósfera del texto.
    Me ha gustado mucho, Alberto.
    Creo que en este estilo de textos te manejas muy bien.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  5. Cecilia:

    Antes que nada, bienvenida a éste espacio. Sí, traté de hacerlo incómodo, algo molesto, feo, esa era la idea, tal vez un poco tramposamente al incluir esa imagen, pero sí, era esa la idea. ¿Porqué cucarachas? Por dos cosas; el sentimiento que puede provocar en la mayoría de la gente, y por la inmunidad que representan.
    Gracias y de nuevo, Bienvenida.

    Palomilla:

    Gracias, creo que eso es lo que quise dar a entender.
    Un abrazo.

    Djini Domina Venti:

    Con eso me dices todo.
    Gracias.

    Yurena:

    Gracias, a veces las pesadillas son densas de explicar, de darse a entender.
    Gracias como siempre, un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Que bueno.
    Me ha gustado una barbaridad.
    Muy bien escrito.
    Te felicito.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. ...

    ¡Ora!, me imaginé varias locuras menos que se tratará de una cuca.
    ¡Quién fuera cuca!que se acepta como cochinada dentro de la misma.

    Lo difícil es no detectar el ambiente, embarrarse y seguir como si nada.

    Un saludete para ti Alberto.

    Mafalda

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno,me ha encantado lo de quitarse la cabeza y rodarla debajo de la cama, cuántas veces me hubiese gustado hacerlo! y olvidarme de todo y de tod@s!

    Como siempre,sublime e intenso, se te da bien amigo!
    :-)

    Besitos con sabos a chocolate!

    Núria.

    ResponderEliminar
  9. Toro Salvaje:

    Gracias maestro, no es Justiniano, pero se hace lo que se puede.

    Mafalda:

    Gracias, y sí, las cucas andaban por éstos lares cochineros, gracias y puntos suspensivos.

    Kuny:

    ¿Verdad que sí? Rodemos pues las cabezas.
    Un abrazo Núria.

    ResponderEliminar

Mata al Auriga Lentamente, Asegúrate que Sufra