jueves, 20 de agosto de 2009

El Superhombre Desechable


Desde la más profunda y angustiada maraña,
y hasta las cima de la más alta montaña,
la esperanza innata como siempre te buscaba.
Ahí, con un puño de acero fundido te encontré
y los cielos de nubarrones grises despejé,
todo lo que a tu alrededor enmancipado te ocultaba.

Los sonidos sueves y canciones tristes arrebaté
y de vivas y alegres voces te entregué,
para que tus sentidos mudos y obstinados deleitaran.
Encontré un solpo y formé con él un silencio estremecido,
las voces ahora sordas que antes te habían sometido,
ahora convertidas en música de sueños que a tu ser agradaba.

Marché puntual entre los mares ávidos de sal infinita,
océanos racionados de aire, tierra y luz que medita
y que a mi paso firme y oscuro se formaban.
En los riscos etéreos enormes y las peñas rocosas,
y como atardecer fortuito que al corazón goza,
tu rostro azul y aterciopelado de amor lo dibujaba.

En los bosques oblicuos y las selvas húmedas,
entre árboles de fe y veredas de espuma,
tu nombre y tu cuerpo imborrable idolatraba.
Con las ganas de llamas de sangre hirviente,
y entre efímeros y fieros animales silentes,
tu sonrisa eterna y majestuosa enaltaba.

Al encontrarte de nuevo entre las sombras muertas,
y con todas la virtudes de nuestras almas a cuestas,
mi corazón, mi alma, como nunca te entregaba.
Pero tu esencia inmaculada de verdadera santa,
más grande, enorme y más entera que mi alma,
sin dudarlo un instante, mi alma de superhombre desechaba.

Con un desdén desleal de locura infinita,
y con la memoria crecida de dicha ya marchita,
mi piedra hecha antes corazón, de nueva cuenta, se marchaba.


incitatüs
(agosto'09)


imagen: internet

8 comentarios:

  1. La frase final es tan dura y tan firme que parece sentenciar todo el conjunto, mostrándose como una verdad revelada, arrancada a la fuerza.
    Me debato entre sensaciones agridulces. Agrias por la dureza y dulce por lo bien escrito y desarrollado.
    Un abrazo grande, Alberto.

    ResponderEliminar
  2. ...

    Hola.

    Como duelen tus letras Incitatus.
    Duelen pero me gustan.
    El masoquismo en su máxima expresión.

    Mafalda

    ResponderEliminar
  3. Graaacias x tu comentario en mi blog!! ke bueno ke me escribiste xke asi ahora yo pude dar con el tuyo y la vrdd sta muy bueno, spero ke sigamos en contacto!!

    ResponderEliminar
  4. Estoy sorprendida de tu escritura y tu crecer dentro de ella y para ella, versos fuertes que van directo con gran profundidad y con sonoridad, hermoso, besotes

    ResponderEliminar
  5. Me gustan tus letras. Gracias por tu presencia.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Me encanta ese tablero de ajedrez tal como está.
    Es alucinante.
    El poema es duro, es bueno y espero que no definitivo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Yurena, Mafalda, Mixha:

    Gracias señoritas por su siempre cálida visita. Son ustedes al alma de éste blog. Gracias.

    ResponderEliminar
  8. Florencia, SeaSirens y Toro Salvaje:

    Bievenidos sean a éste espacio, es un honor tenerlos aquí.
    Gracias.

    ResponderEliminar

Mata al Auriga Lentamente, Asegúrate que Sufra